Baño Turco

Desde 60,00 €
Seleccione fecha


Seleccione hora

El Baño Turco Es Un Lugar Donde La Limpieza Física y Espiritual Se Lleva Como Costumbre Desde Cientos de Años de Antigüedad.

BAÑO TURCO


Los Hamams o Baños Turcos, son como una versión otomana de las antiguas termas romanas, que llegaron a la zona con el Imperio Bizantino. Son espacios que, aunque creados para la relajación y limpieza del cuerpo, se diseñaron con una importante función socio-cultural.

Se dice que en el siglo XVIII en Estambul existían más de 150 hmmams. Hoy en día prevalecen muchos, tanto los más turísticos como los pequeños hamams de los barrios, a los que acuden los locales.

¿CÓMO ES BAÑO TURCO?

Cuando tomamos un baño turco primero nos relajamos en una habitación (conocida como cuarto caliente), que mantiene su temperatura mediante un flujo continuo de aire caliente y seco, que nos permite respirar. Luego podemos pasar a una habitación aún más caliente, antes de salpicarnos de agua fría. Tras el lavado y restregado completo del cuerpo y un masaje posterior, podemos retirarnos a la llamada habitación de refrigeración, para un breve y agradable período de relajación.

ARQUITECTURA  HISTORIA

Los hammams combinan la funcionalidad de los elementos estructurales de sus predecesores de Anatolia y las termas y baños romanos con la tradición turca de Asia Central de los baños de vapor, la limpieza ritual y el respeto del agua.

Desde el siglo X, los reinos turcos comenzaron a proliferar en Anatolia, en tierras conquistadas a los bizantinos, lo que llevó a la conquista final y la instauración del Imperio Otomano, en el siglo XV. Durante esos siglos de guerras, paz, alianzas, intercambios, comercio y competencia, las dos culturas –los Romanos helenizados y los Turcos de Anatollia- se influenciaron mutuamente. Pero más allá de asimilar el uso de los baños griegos en sus nuevas tierras conquistados, los turcos construyeron nuevos baños como anexo de las mezquitas, los centros de comunidades y los lugares de culto.

Los otomanos se convirtieron en prolíficos mecenas de estos baños y emprendieron la construcción de una serie de estructuras ambiciosas, en particular en Constantinopla, tras convertirse en su capital en 1453. Las monumentales termas diseñados por el arquitecto renacentista otomano Mimar Sinan (1489-1588), tales como el Çemberlitaş Hamamı, el Hamam de Süleimaniye y el baño de la mezquita de Selimiye, en Edirne, fueron muy influyentes e importantes. 

El hamam, como sus precursores, no es exclusivo de los hombres. La mayoría de los hamams suelen tener espacios u horarios separados para hombres y mujeres. Los hamams se convirtieron en centros de socialización, entretenimiento (baile y comida, sobre todo en las habitaciones de las mujeres) y ceremonias, como antes de bodas y de otras fiestas, celebrando los nacimientos o para viajes de belleza.

BAÑOS TURCOS MÁS CONOCIDOS

Entre los hamams más visitados y famosos de Estambul se encuentran los Hamams de Çemberlitas, Cağaloğlu y Süleimaniye, éste último disponible para ambos sexos en el mismo salón.

CEMBERLITAS HAMAMI

Este es el Hamam más famoso de Estambul, ubicado en el centro histórico de la ciudad. Hay una parada de tranvía que llega hasta Çemberlitaş.

Envíenos Un @ Correo Electrónico:    

info@viaurbis.com

   

Desde España     00 34  91 143 84 33

Desde Colombia  00 57 (1) 508 5238 

Desde Turquía     00 90 533 724 82 92 


viaurbis.com